Las mujeres con discapacidad forman un grupo social aislado e invisible, que se enfrenta a todo tipo de restricciones y limitaciones, sometido a una larga historia de tratamientos desiguales, segregación y negación de sus derechos. La existencia continuada de discriminaciones y prejuicios injustos e injustificados priva a las mujeres con discapacidad de la oportunidad de competir en condiciones de igualdad, así como de aprovechar las oportunidades de las que goza cualquier persona.

Los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con discapacidad han sido ignorados e invisibilizados históricamente, no se les reconoce la capacidad ni el derecho a decidir sobre sus cuerpos, a ejercer una vida sexual activa, informada, plena y mucho menos la posibilidad de maternar como una opción. La falta de información contribuye a que socialmente se perciba a las mujeres con discapacidad como personas inferiores, incapaces de tomar decisiones, asexuales, sin interés en las prácticas sexo eróticas-afectivas y no aptas para la maternidad.

Datos procedentes de distintos censos, encuestas y de los escasos estudios existentes, prueban que las mujeres con discapacidad, como grupo, ocupan un estatus inferior en nuestra sociedad. Circunstancia que las coloca en una condición de enorme desventaja social, económica, educativa y profesional, y que incrementa su situación de vulnerabilidad, sobre todo en lo que respecta a la violencia de género, incluyendo la violencia gineco -obstétrica.

Es por esto, que se diseñó e implementó el Proyecto “Mujeres Invisibles, Violencia Obstétrica de las Mujeres con Discapacidad en la Ciudad de México en el marco del Programa de Coinversión para la Igualdad de la Ciudad de México 2019, el cual tuvo por objeto generar círculos de encuentro y dialogo con mujeres con discapacidad en edad reproductiva que les permita informarse sobre sus derechos reproductivos y la violencia obstétrica, así como crear redes de sororidad y apoyo entre mujeres con discapacidad y mujeres profesionales de la salud, parteras, doulas y asesora de a fin de contar con apoyo y acompañamiento en el periodo de embarazo, parto, puerperio y lactancia.

Como resultado de los procesos de sensibilización a profesionales de la salud, parteras, doulas y asesoras de lactancia sobre los derechos de las mujeres con discapacidad, derechos reproductivos, violencia obstétrica que se llevaron a cabo en los meses de julio y septiembre surge La Red de Mujeres Profesionales de la Salud, Parteras, Doulas y Asesoras de Lactancia para el acompañamiento y apoyo a mujeres con discapacidad en la Ciudad de México, conformada por más de 50 mujeres dispuestas a acompañar y apoyar a mujeres con diversas discapacidades a fin de facilitar y mejorar las condiciones de atención durante el embarazo, parto, posparto y durante el periodo de lactancia.

El presente directorio es una herramienta que permite a las mujeres con discapacidad visual, auditiva, motriz, psicosocial e intelectual acceder a los datos de contacto de 52 mujeres profesionales de la salud, parteras, doulas y asesoras de lactancia que cuentan con previa sensibilización para dar una atención y abordaje desde la perspectiva de derechos humanos, género y no discriminación, las cuales de manera voluntaria brindarán apoyo y acompañamiento vía presencial o telefónica, en grupos de apoyo, partos en casa y/o consultas.

Agradecemos la empatía, sensibilidad, colaboración, compromiso y profesionalismo de estas 52 mujeres que accedieron a compartir sus conocimientos, experiencias y trabajo de manera sorosa y voluntaria para las mujeres con discapacidad de la Ciudad de México.